jueves, 11 de octubre de 2007

Visiones del Ajedrez


Artículo tomado de Educ.ar , sección Ajedrez que lleva adelante Carlos Cavallo.

La Lic. Claudia Cravchik nos hace llegar estas reflexiones sobre las posibilidades del ajedrez, que resuenan como el batir de un tambor que nos recuerda y anuncia lo que hace mucho tiempo viene marchando: la certidumbre de la planificación, la fuerza del cálculo.


El ajedrez y sus ilimitadas posibilidades



Durante siglos, el hombre ha utilizado el ajedrez no sólo como un juego, sino también como un poderoso aliado a la hora de ejercitarse en temas como conocimiento táctico y estratégico, profundización en la capacidad de cálculo, atención y concentración.
El ajedrez ejerce una profunda atracción en el hombre y, a la vez, plantea un gran misterio. ¿Quién es el rival? ¿ Es aquel que está sentado frente a mí o es mi propia mente que se enfrenta con la oportunidad de demostrar hasta dónde llegan sus fuerzas y las pone al servicio de la autosuperación al ver que va obteniendo logros, cumpliendo objetivos, poniendo en practica aquello que previamente fue planificado en razón de una posición o situación determinada?
El ajedrez es el complemento ideal para ejercitar y mejorar todas aquellas capacidades y actitudes que al niño le serán exigidas en la escuela: concentración, atención, respeto por el tiempo del otro, internalización de las reglas, operatividad y eficacia en la resolución de problemas, tolerancia frente al error, cálculo, ubicación en el espacio, planificación a corto y largo plazo y la posibilidad de llevar a cabo lo planificado.


¿No es acaso el ajedrez una batalla de ideas? No gana sino aquél que elabora el plan que más se ajusta a las posibilidades de la posición con que se cuenta (es decir, basado en una situación concreta y no hipotética). Lograr una correcta planificación, utilizando las capacidades y actitudes antes mencionadas es una herramienta que el niño utilizará no sólo en el ajedrez, sino en todo momento de su vida, y lo ayudará a tomar decisiones (a evaluar cuál es la correcta o la que más se ajusta a sus necesidades y a la situación), y a operar sobre la situación concreta resolviendo, modificando, transformando la realidad.
El ajedrez ofrece ilimitadas posibilidad de, ya que puede ajustarse a cada etapa de estructuración de pensamiento por la que atraviesa el niño. A los 5 años, la enseñanza del ajedrez se realiza partiendo del propio cuerpo, acercando al niño a la vivencia concreta de los distintos movimientos de las piezas, sus nombres, su ubicación en el tablero. Esta aproximación al juego puede efectuarse a través de títeres, canciones, cuentos, dramatizaciones permitiendo el aprendizaje de reglas, enriqueciendo la creatividad y el lenguaje expresivo. Luego, paulatinamente, se va pasando a espacios más reducidos, hasta llegar al tablero en sus dimensiones reales.
Es importante remarcar que el acento del trabajo está puesto en lograr que el niño experimente placer, tanto en el conocimiento como en sus logros.
A partir de los 6 y 7 años, el niño comienza a incorporar otros aspectos del juego, su capacidad de atención y concentración es más prolongada y, sumado a la adquisición de un lenguaje más amplio y fluido, se hace posible que pueda verbalizar con más claridad sus necesidades y pensamientos en vez de canalizarlos a través de la reacción inmediata, del movimiento corporal. Esto hace que sea posible trabajar más tiempo y, ya sí, comenzar a adentrarnos en la temática específica del juego. Aquí el niño empieza a externalizar y a reforzar aquellas conductas que fue internalizando desde el nivel inicial, y adquiere nuevas formas, más complejas, que desplazan a las anteriores.

Lic. Claudia Cravchik
CALMAT – La Matanza – Pcia de Bs As

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pablo Caravia dice:
El ajedrez y sus ilimitadas posibilidades... terrenales. Pues con las que se enumera luego deja de lado las trascendentes.
Quien es el rival, es una pregunta (no un misterio) que no plantea el ajedrez si no que se puede llegar a plantear un jugador.

"... al servicio de la autosuperacion..." esto es quizas el sumun de la competencia! ya no solo competir con el otro si no tambien con uno mismo... es mas, con uno mismo del pasado, compito con el que fui, y pierdo con el que seré, y en el caso que le gane tambien al que seré, no se si ponerme triste o contento... QUE GRAN DUDA!

respeto por el tiempo del otro... esa cualidad no la tienen la gran mayoria de los ajedrecistas.

tolerancia frente al error... y a su vez se enseña a castigar lo mas duramente posible el error del rival, e incluso con el llamado "instinto asesino", que paradoja eh?

capacidades y actitudes que le seran exigidas (?) en la escuela, creo que se debe referir a que seran cultivadas, o fomentadas en la escuela, pero no exigidas!

"una batalla de ideas" podria ser una de tantas lecturas, seria como decir: una discusion, no? se sigue usando la palabra "batalla" pero ya sin muertos ni heridos ni huerfanos ni viudas ni sangre ni moscas ni armas blancas ni de fuego ni atomicas ni bacteriologicas ni psicologicas ni discursivas... ups, es lo mismo pero camuflado.

NO, no gana el que elabora el plan que mas se ajusta a las posibilidades de la posicion con que se cuenta si no las aperturas que se dejaron de usar por creerselas refutadas no se las volveria a jugar nunca, o sea que no hubo un plan mas o menos ajustado a una posicion concreta, hay otros factores que influyen mas que la elaboracion de un plan como se dice.

... modificando, transformando la realidad. En funcion de sus necesidades? uhm... ojala que sus necesidades no sean materialistas... si no adios al planeta, no olvidemos que la inteligencia nos llevo a estar en donde estamos con respecto a la situacion planetaria.
buen intento de elevarse pero su concepcion del ajedrez, por mas que sea ilimitada, es burda.
El ajedrez es mas que esto, querido Horacio.

Horacio dijo...

Estimado Pablo:
Lamento contradecir una sola cosa de las que argumentas.

Crees que tu posición es la correcta y excluyes la posibilidad de enfoque de las "ilimitadas" posibilidades del ajedrez.

Esto no es para polemizar, simplemente, es para difundir pensamientos.
Tan válidos como el tuyo o el mío.

La manera de crecer es aceptar la posibilidad de diversidad de pensamiento.
No es descalificando que se mejora.

Anónimo dijo...

Pablo dice:
entonces estas de acuerdo conmigo en la mayoria de las cosas que argumento, y en solo una estamos en desacuerdo, lo que no me queda claro cual es.

con respecto al articulo de la licenciada Claudia Cravchik, lo lei una vez y me gusto, lo lei otra vez, deteniendome en cada frase y no lo entendi, y lo lei una tercera vez, y ahi si entendi que no estaba de acuerdo y me anime a decirlo, mis disculpas. Es maravilloso que tu que estas de acuerdo con mis criticas al articulo de la licenciada, lo hallas publicado, pense que estabas de acuerdo con ella.

Horacio dijo...

Estimado Pablo,
Talvez no me expresé bien.
Como estamos hablando de percepciones,no estoy de acuerdo en que creas que tu posición (percepción) sea la correcta. No hay que buscar acá en que está equivocada la licenciada.
Tampoco resaltar lo que omitió.
Aspectos espirituales del ajedrez.
Lo que intento, y no debe extrañarte que lo publique, es mostrar puntos de vista de las ventajas del ajedrez en la educación. Ese es mi objetivo.
Y lo último.
Puedo estar de acuerdo con tus criticas y con la licenciada, porque tus críticas no excluyen las cosas que creo correctas expresadas por la licenciada.
Au revoir....